Jueves Santo ¿Qué significa?

Foto: Referencia

El Papa Francisco lo ha explicado antes a miles de peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro; lo explicó de manera bien sencilla. El Jueves Santo es el primer día del Triduo Pascual que comienza con la celebración de la Última Cena “en la que Jesús ofreció, con el Pan y el Vino, su Cuerpo y su Sangre al Padre, y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya”. Sobre el gesto de lavar los pies, el Papa destacó que es “expresión de esa misma entrega como servicio a Dios y a los hermanos” y añadió que en el Bautismo “la gracia de Dios nos ha lavado del pecado” y que en cada Eucaristía “nos interpela a seguir el mandamiento de su amor”. (1 Abril/2015)

Foto: Referencia

 

Estos dos eventos, de particular significación para los creyentes cristianos, sucedieron, acorde al texto bíblico, en plena celebración de la Pascua judía.

 

La última Cena y el lavatorio de los pies

 

El Jueves Santo es junto con el Corpus Cristi y la Ascensión, el primero de los Tres Jueves del año más importantes en la religión católica. Al ser una fiesta de marcado carácter religioso no podemos dejar de mencionar sus peculiaridades en este aspecto. Es el día en que se celebra la última Cena del Señor con los doce apóstoles, como parte de la Pascua judía y para la cual, el propio Jesús, giró indicaciones específicas en torno a su preparación.

 

También se escenifica el Lavatorio de los pies (sobre esto versa el Evangelio). Los pasos y procesiones se vuelcan en estas significaciones y empiezan a avanzar, ya en la noche, el misterio del Viernes Santo.

 

El Jueves Santo tiene una celebración muy sobrecogedora y peculiar que se denomina el OFICIO DE TINIEBLAS, en la noche, después de apagar las luces, se van apagando paulatinamente todas las velas hasta dejar toda la iglesia a oscuras. Y así, en plena oscuridad, y sin acompañamiento de órgano, se canta el bellísimo Christus factus est. En realidad es una especie de recreación de lo que pasaría a Jesús. Para los creyentes cristianos, si bien la muerte de Jesús es muy importante e involucra un sentimiento especial- porque el que nunca pecó, cargó con nuestra sentencia como pecadores, a precio de muerte- su resurrección es aún más determinante porque anuncia la vida eterna. Es la victoria sobre la muerte. Nos hace parte de sí mismo por medio de la libertad que otorga la redención del Salvador, a nuestro favor. Delante del Padre presenta Su Justicia, esa que vale a quien la acepta, para borrar toda deuda producto del pecado.

 

La misa de hoy Jueves Santo, al ser conmemorativa de la última cena del Señor se celebra entre las 7 y las 8 de la noche, tiene de especial, que en la lógica litúrgica es la PRIMERA MISA del año. De hecho las misas de todos los domingos lo que hacen es reproducir esta última cena a lo largo de todo el año. Por eso, sin tener nada distinto de la misa de cualquier domingo, se le da una especial solemnidad, como dando a entender que los demás días del año se repite la escena del cenáculo relativa al pan y al vino, como el Cuerpo y la Sangre de Cristo, ofrenda de salvación.

 

 

Las lecturas del Evangelio que se hacen en este día hacen referencia al lavatorio de los pies que hizo el propio Jesús a sus discípulos y que precedió a la santa cena; un acto que destaca como muestra del amor fraterno empezando por los más necesitados. Y que el sacerdote que oficia la misa de este día vuelve a representar, lavando los pies a los demás sacerdotes en señal de humildad, mucha gente acude a ver esta escenificación muy típica de este día.

 

Después del lavatorio viene la gran solemnidad eucarística.

La noche de este día estará plagada de vigilias de los fieles y las procesiones. Los creyentes católicos dedican esta noche y la mañana del Viernes a visitar las iglesias.

 

Recorrido de los 7 templos

 

¿Por qué los feligreses recorren la noche del Jueves Santo siete templos? Esta es una de las más comunes tradiciones que se practica durante la Semana Santa en toda América Latina y cuya explicación se debe a los siete recorridos que hizo el Señor Jesús desde el Jueves Santo hasta el Calvario.

 

1era. Desde el Cenáculo hasta el huerto de Getsemaní, donde oró y sudó sangre.

2da. Desde el huerto, donde fue preso, hasta la casa de Anás, donde fue interrogado y recibió una cruel bofetada.

3era. A casa de Caifás, donde fue escupido y padeció graves injurias y dolores toda la noche.

4ta. A casa de Pilato, el gobernador romano donde fue acusado por los judíos con muchos falsos testimonios.

5ta. Al palacio del rey Herodes, donde fue escarnecido por él y toda su soldadesca.

6ta. De vuelta a casa de Pilato, donde fue azotado, coronado de espinas y escarnecido y condenado a muerte.

7ma. De casa de Pilato al monte Calvario llevando a cuestas la cruz en la que fue crucificado.

 

En las calles suele haber mucho bullicio entre los creyentes porque comienzan los días grandes de la Semana Santa, conocidos como el Triduo Pascual, a partir de hoy ya es día festivo a nivel nacional, así pues, el número de gente que se congregue para celebrar las procesiones será sensiblemente mayor, sobre todo en el interior del país.

 

¿Huevos de Pascua?

 

Una de las tradiciones típicas de este día, cuyo origen no está muy claro ya que muchos lo achacan a una costumbre pagana, es la de regalar a los niños huevitos de chocolate con pequeños regalos dentro.

 

Algunas versiones identifican el origen en las propias costumbres católicas, aunque parezca una costumbre extranjera. Durante mucho tiempo estuvo prohibido comer carne y huevos en Cuaresma. Por eso, el día de Pascua, el Jueves Santo, que marca el final de la Cuaresma, la gente corría a coger gran cantidad de ellos, para comerlos en familia y distribuirlos como regalo.

Otras versiones, en cambio, ubican la tradición de los huevos de Pascua que hoy se regalan a los niños a hechos que datan de la Edad Media. Durante la Semana Santa, era común que los censos feudales se pagaran con huevos. Por lo que se estipuló que el día de pago fuese el domingo de Pascua.

 

Es entonces cuando a principios el siglo XIX, en Alemania, Italia y Francia, aparecieron los primeros huevos hechos con chocolate, que se comenzaron a regalar conmemorando estas costumbres tan antiguas.

 

En algunos países es celebrado por miles de niños con tradiciones como la búsqueda de los huevitos, como símbolo de esperanza y renacimiento de las personas.

 

Desde el punto de vista bíblico, ese elemento no tiene ninguna aparición en los textos  relativos a la Pasión, muerte o resurreción de Cristo.

 

Semanasanta.com /AciPrensa/ Biblia

About Author

Los Reportes de Lichi