¿Cómo amanecimos hoy? … Con una obligatoria pausa en el camino

Foto: Referencia

 

 Desde el año 2014, pusimos a disposición de todos ustedes, de manera gratuita, Los Reportes de Lichi.

Un servicio de información en web que buscaba informar en medio de tanta censura y autocensura, los 365 días del año, sin días de descanso. Todos los días, incluyendo los fines de semana, uds. pudieron tener en su messenger de blackberry y whatsapp-pioneros en esta nueva forma de envío-correo electrónico o demás redes sociales, el esperado resumen informativo más de una vez al día,  (A esta hora, es noticia/ En la prensa hoy/Venezuela vista desde el exterior) el preaviso de lo que podría ocurrir  durante el día (¿Qué se espera para hoy en Venezuela y el mundo?), los #Llama la atención qué, ¿Cómo amanecimos hoy? y por cortesía de mi amigo y colega, José Hernández, #PeriscopioVenezuela, con los artículos de opinión más importantes de Venezuela y el mundo , respecto a nuestro país. Esto, sin incluir las noticias individuales que viajaban casi en tiempo real.

En una ocasión entrevistaban a Ramón Guillermo Aveledo por la radio, y alguien, al formular la pregunta citó Los Reportes de Lichi, a lo que él de inmediato, sin saber que yo lo estaba escuchando dijo:  “¡Oye! ¡Los Reportes de Lichi! !Eso es una maravilla! Aparte del cariño que uno le tiene a ella, imagínate, es que tienes todo lo que necesitas justo allí, te llega todo junto, uno se entera de todo ahi mismito!”.

El moderador, que también tuvo palabras de elogios, enfocado en su pregunta, como debe ser, paró la” distracción” y replanteó su pregunta.

¡Qué alegría me dio escucharlo! Nunca supo, quizá hasta hoy, que lo oía. El cariño también es recíproco. Él es un hombre a quien siempre he admirado mucho a través de los años, desde que era una reportera, y él lo sabe. Su espontáneo reconocimiento me ayudó a confirmar que estaba en la dirección correcta, cumpliendo la función. Ese fue el compromiso asumido voluntariamente, instada siempre por el amor a Dios.

SIEEEEEMPRE me fue muy grato hacerlo. Incluso, financiarlo todos estos años de mi propio bolsillo. Probablemente muchos no lo sabían, pero Los Reportes de Lichi fue algo que hice primeramente para Dios y todos uds, sin más línea editoral que mi conciencia, mis principios y mis valores-que uds deben haber advertido claramente porque nunca lo escondí, ¡ Y queeeeeé rico es eso! Como solía decir en más de una ocasión: Llamar a lo bueno, bueno y a lo malo: MALO.

Hoy, luego de acontecimientos familiares recientes que uds. conocen, como el fallecimiento de mi padre, debo encargarme de asuntos estrictamente familiares, personales, que no me permitirán seguir brindándoles los habituales reportes.

Para ello hay un lapso que ya está corriendo y la pausa es ahora, de manera obligatoria, para estar 100% en ello.

Quienes me conocen, y es la mayoría, saben que soy una fajada en lo que hago; me gusta estar comprometida, montada en lo que desempeño y mantener Los Reportes de Lichi sin esa premisa, no es algo que me haría sentir cómoda.

Debí haber parado hace un mes, tras la muerte de papá, pero las elecciones regionales estaban en proceso y no quería hacer la pausa en medio de un evento tan importante. Por eso, hoy es el día de la pausa.

Primeramente quiero agradecer a Dios porque me dio lo necesario para mantener este proyecto al aire. Quiero bendecir y agradecer a TODO el personal que me estuvo acompañando en esta tarea desde hace tres años-todos y cada uno fue super importante para mí a lo largo del camino. Por supuesto, a mi familia, siempre incondicional y dispuesta a apoyarme en TODO lo que emprendo, y a ustedes, mis destinatarios, ante quienes siempre quise mantener un estándar aceptable de información útil, oportuna y veraz. Espero haberles cumplido.

Esta pausa me dará oportunidad-porque esta vida minuto a minuto de la noticia no lo permite  mucho- para pensar, reflexionar, replantearme- estoy llena de ganas-y como dicen los mexicanos, de ¡echarle muchas ganas!. Estoy full de ideas y proyectos- y sobre todo plena de una fe en la cual estoy segura, ya Dios me dirá hacia dónde debo guiar ese PRÓXIMO PASO.

Sé con mucha certeza que quiero empaparme de ayudar en lo social, nuestro país lo exige. De animar a la gente, ¡qué taaaaanto lo necesita! Quiero escribir-tengo algunas cosas a medias y además, taaaantas otras cosas que este día a día no siempre permite desarrollar.

Quiero estar disponible para poder compartir un cafecito o brindar una palabra de aliento, de fe y esperanza-al amigo y a quien no lo es-sin el remordimiento de que “estoy en horas de trabajo”.

Deseo enriquecerme, crecer, estudiar, nutrirme… para seguir dando.

Muchos seguro ya están apostando a que me voy del país. Al respecto quiero decirles que, gracias a Dios, tengo gente diciéndome “te estamos esperando” pero les mentiría si les digo que sería así. No en este momento, no sé después. NUNCA le pongo límites a Dios. Me dejo pintar por Él. Sus colores son el “tono” que da coherencia y belleza a mi vida.

Lo primero, es la pausa obligatoria. Surge porque debo resolver estos asuntos familiares, no son extraordinarios, son los normales pero son tediosos y roban mucho tiempo tramitarlos.

También deseo ayudar a mi mamá en una hermosa labor social que realiza con niños en estado Zulia.

Como apoyo, porque ella es suuuper bella, diligente y echada para adelante, otra fajada más, la admiro full y me da una nota inmensa estar más disponible para, de cuando en cuando, ayudarla y también desarrollar otras áreas de mi vida que tengo en  ”hold”.

Le doy gracias a Dios porque tuve la bendición de hacer Los Reportes de Lichi estando CON mi familia alrededor. No me limitó el poder estar y trabajar.

Este trabajo me permitió hacer algo que me gusta y estar por ejemplo con papá en sus últimos años, más de lo normal, sin privarme de su presencia, en lo cotidiano, gracias a la independencia y característica digital de Los Reportes de Lichi , ¡gracias a Dios por eso!

Me da una paz inmensa hacer esta pausa ahora.

A diferencia de hace tres años cuando inicié todo esto, había una urgencia, una emergencia en mi corazón…ahora la dinámica es muy diferente.

Hay portales de noticias como arroz- ¡qué bueno!-. Ahora hay Instagram, snapchat, telegram ¡Periscope!¡y las informaciones se ven en vivo, pese a la censura o autocensura de algunos medios.

Ya, tras casi 18 años en Globovisión como parte de su directiva- bajo la mirada y amenaza sistemática de un régimen que no cesa en su ambición de poder y prácticas nada democráticas- y tres como editora de Los Reportes de Lichi-por mencionar lo más reciente- con un solo propósito, desnudo ante ustedes desde el principio, INFORMAR, me dan el saldo y consolidado necesario, para sentir AMPLIA PAZ en esta  pausa obligatoria.

No me despido. Es una pausa en Los Reportes de Lichi, no en mi vida. Ya nos volveremos a ver. Habrá una Zona de Encuentro…

Sé que hoy no me resultará  fácil retomar una vida “más calmada”, más “normal”, esa tan distinta al ritmo de las 24 horas/7…pero debo hacerlo ahora.

Un grande y fuerte abrazo a todos. Los bendigo de corazón.  Gracias por haber estado del “otro lado”.

 

Los amo: siempre

 

Lysber Ramos Sol, Lichi

About Author

Los Reportes de Lichi

A %d blogueros les gusta esto: